sábado, 2 de agosto de 2008

Los ojos del niño

Sus ojos son la cámara

1. Barriada limeña. Ambiente. Panorámica y planos de detalle.
2. Amanecer turbio. Los gallinazos sin plumas.
3. La madre grita. El niño se despereza.
4. Labores habituales. Sale. Juega con el perro.
5. La madre vuelve a gritar.
6. La Parada. Locos, maleantes, parias, griterío de las 5 y 30 de la mañana.
7. Omnibuses llenos. Gente apretujada. Indiferente.
8. El niño gorrea. Sube a un ómnibus indicando que va a vender algo. Se baja unas cuadras más allá. Así va llegando a la plaza y ve
9. La fachada de una iglesia derruida por dentro.
10. El niño se asoma. Atrás es un basural solitario.
11. Se acuerda que estuvo jugando con el perro (4) y de la madre gritan (3 y 5). Si hubiera audio puede limitarse al solo grito sin imagen.
12. Baja corriendo del viejo campanario al que se ha trepado.
13. Ve llegar a los mendigos. El también alarga la mano: alguien le da una moneda. Insiste en el juego que termina agradándole. Pero los mendigos lo arrojan del lugar.
14. Con las monedas conseguidas se compra un chupete. Viene un niño más grande y se lo arrebata. El niño le dice una lisura. El otro vuelve para pegarle, pero él se corre. El otro se aleja amenazándolo sin devolverle el chupete.
15. El hombre arropado baja del ómnibus. Mira hacia todos lados. Trepa a lo alto de la catedral en ruinas.
16. El niño diciendo la lisura oye un grito y corre a averiguar de qué se trata.
17. Aglomeración. El suicida. Su carta ensangrentada.
18. El niño se filtra entre las piernas de los curiosos agolpados.
19. Un hombre se pega a una mujer. Se soba con ella. La mujer acepta el juego sexual.
20. El niño ve el cadáver por entre las piernas del hombre y la mujer.
21. Un policía dirige el tránsito. Desvía los carros. Otro separa a los curiosos. Ruido de ambulancia.
22. El juez que ordena que se lleven el cadáver. El niño los ve irse.
23. El hombre y la mujer se alejan indiferentes.
24. Nuevamente el niño está solo. No sabe qué hacer. Corre detrás de un transeúnte a pedir limosna.
25. El viandante lo hace a un lado. Un policía se aproxima amenazador. Corre a las ruinas.
26. Desde una ventana ve la plaza y a los mendigos en ella. Se queda dormido.
27. PLAYA ESPACIOSA. EL SOL RIELA EN EL MAR, LA BRISA DESPEINA AL NIÑO QUE RIE. LAS GAVIOTAS VUELAN.CORRE FELIZ JUGANDO CON LAS OLAS, SU PERRO LO PERSIGUE.
28. DE PRONTO SE PONE SERIO. UN PELICANO AGONIZA.
29. EL PELICANO ES EL CADAVER DEL SUICIDA. SE PONE DE PIE ATERRADO.
30. SU MADRE CON LA BOCA ABIERTA COMO GRITANDO. SE LE ACERCA DEFORMADA POR UN ESPEJO CONCAVO. EL MAR SE AGITA. LAS OLAS CRECEN: LA BOCA DEL DIABLO DE PUCUSANA.
31. Despierta. Un mendigo desdentado le sonríe amablemente con intenciones ambiguas. Se asusta y se aparta corriendo. El reloj marca las seis y media de la tarde.
32. Corre por el Jirón Unión chocándose con las personas, que lo apartan molestas.
33. En el Parque Universitario se sube a un ómnibus. Se baja en la Parada.
34. Prostitutas en las puertas de algunos hoteluchos. Borrachos que las cortejan. Basura y suciedad.
35. El niño llega a su casa en el cerro. La madre le alarga la mano como pidiéndole algo, pero no lo mira.
36. Saca unas monedas y se las da. Luego de una vieja tetera se sirve te en un jarro. Come pan solo.
37. Sale a la puerta de su casa. A lo lejos se ven las luces de la gran ciudad.