lunes, 2 de marzo de 2009

PROPUESTA


Las palabras llenan con su sonoridad significante la mayor parte de nuestra vida. Somos seres sumergidos en un océano de oralidad. El arrullo materno, es una auroral experiencia rítmico-musical y la canción de cuna nuestra primera relación con la palabra. Antes de los significados semánticos, captamos las intenciones entonacionales, la palabra llega hasta nosotros como una melodía que acaricia o como una fuerza que advierte. Después vienen las definiciones ostensivas, las menciones a las personas cercanas y a las cosas que se necesitan: mamá, leche, teta. Antes que cualquier experiencia significante nos domine, la palabra hablada llega hasta nosotros y nos hace seres humanos, seres hablantes y pensantes, hasta el punto que no es posible concebir el pensamiento sin la palabra.. Este libro ofrece una metodología sobre esta enseñanza para niños, jóvenes y adultos.

Las notas para esta propuesta comenzaron en 1955 en la Escuela Nacional de Arte Escénico, en el Curso de Dicción Castellana que dictaba el Doctor Carlos Velit, continuaron en el Instituto Nacional de Arte Dramático, período en el que estudié Impostación de la Voz con la notable soprano peruana Carmen Chávez y Expresión Corporal con Trudy Kressel. Conocimientos que precisé y profundicé cuando tuve el privilegio de ser alumno de Juana de Laban, en un breve pero riguroso Taller de Expresión Corporal que dictara en la ANEA, bajo los auspicios del Teatro Universitario de San Marcos que dirigía Guillermo Ugarte Chamorro. Inspirado por "El ideal artístico de la lengua y la dicción en el teatro", uno de los temas de Amado Alonso en Materia y Forma en Poesía me entregué con juvenil ímpetu a trabajar estos aspectos del lenguaje. Movido por este interés participé en un Taller de Lengua que dictó Luis Jaime Cisneros en la Universidad Católica. Como culminación del Taller se nos solicitó escribir una monografía. Durante la etapa de investigación reparé que habían muy pocos tratados prácticos y asequibles sobre la enseñanza de la Lengua Oral, por lo que presenté un trabajo sobre La Sonoridad del Castellano, basado en mis experiencias iniciales y en la revisión minuciosa de los clásicos Joaquín de Entrambasaguas y Tomás Navarro Tomás. Años después, como profesor de la Escuela Militar de Chorrillos publiqué un folleto títulado Educación de los Medios Expresivos Orales. Desde entonces, mi labor como profesor de Actuación del Instituto Nacional de Arte Dramático marcaría la línea de prácticas de lo que ahora llega hasta ustedes como Metodología de la Lengua Oral.

Pero, quien fundamentalmente me invitó a dedicarme a esta tarea en profundidad y me alentó a sistematizar mis apuntes de clase fue el Doctor Hernán Alvarado. Su noble, generosa amistad y siempre atento requerimiento de mi trabajo me obligó a vaciar las fichas acumuladas por años, primero redactando breves artículos como separatas para los Cursos de la Universidad de San Marcos, artículos que se fueron engarzando hasta devenir en el presenta libro, cuyos apuntes finales tomaron forma gracias nuevamente a su fraternal e indesmayable apoyo. El Doctor Julio Martinat es otro gran amigo a quien debo profundo reconocimiento, ya que él me brindó la ocasión de enseñar en el área empresarial las estrategias metodológicas que venía aplicando.

No es ésta, por lo tanto, una propuesta teórica sobre la enseñanza de la Lengua Oral, es una suma de orientaciones prácticas de eficacia comprobada en el ejercicio de más de cincuenta años de docencia. Notará el lector que no seguimos una línea académica ortodoxa sino que evitamos remitirnos a aspectos eruditos de la Fonología como son el alfabeto fonético, la clasificación de los fonemas y los gráficos de entonación. No porque esté en desacuerdo con ellos, los conozco y reconozco su función en lo que se refiere a la profundización de la Fonética Castellana. Lo que sucede es que no son de utilidad para el común de las personas y los alumnos de primaria y secundaria que desean emplear con fluidez la lengua oral. Y, aunque pudieran serlo para los profesores, no siempre los aplican con propiedad, y en vez de ejercitarlos, los transmiten teóricamente a los alumnos, restándoles eficacia formativa. En todo caso, estamos proponiendo una Metodología ´sui géneris´ que aspira a ser reajustada con sus gentiles observaciones y sugerencias, de la misma manera que el presente texto es producto de todas las observaciones y sugerencias recibidas hasta el día de hoy.

Metodología de la Lengua Oral, como Teatro para Niños y Apreciación Artística, en su momento, es un libro que no tiene muchos similares en Latinoamérica. La Expresión Oral es el instrumento de comunicación más empleado por los hablantes y que, por lo menos hasta el dominio general de la telepatía, seguirá siendo importante y primordial. Si bien es cierto que una imagen dice más que mil palabras, no me cabe la menor duda que tres palabras bien dichas son más intensas e inmediatas que cualquier profusión de imágenes.

Uno de los rasgos característicos del milenio anterior fue la revolución de las relaciones humanas. El interés por su estudio y mejoramiento queda demostrado en los miles de libros que sobre el particular aparecen constantemente. En el seno mismo de la Empresa se privilegia la Atención al Cliente como un esfuerzo sostenido de creación permanente de valores que lo satisfagan. Y el instrumento clave de esta relación directa es el lenguaje oral.

En el fecundo y proteico mar de las comunicaciones se ha privilegiado el periódico hablado radial o televisivo. El teléfono es usado como medio rápido de enlace familiar, social y económico; como posibilidad de orientación espiritual. Hay redes de venta telefónica. Los espectáculos requieren de locutores, animadores y maestros de ceremonia, que emplean el lenguaje oral. Hay oradores especializados en encender entusiasmo y guíar con su palabra a grandes auditorios; son los motivadores. Todo esto ha incrementado la presencia de la expresión oral más allá de sus habituales límites cotidianos: actores teatrales, cantantes y políticos en las plazas, o religiosos en el púlpito, como abogados en el foro. Desde el ama de casa al Presidente de la República necesitan un buen manejo del decir. ¿ Se puede concebir un conductor o líder que no sepa orientar, conducir y unificar a sus seguidores por la palabra? ¿ Y no es acaso el regateo durante las compras en el mercado una deliciosa antología del hablar eficiente?.

El empleo generalizado y cotidiano del hablar hace parecer absurdo el intento de enseñarlo. Pero, en este caso, como en el de caminar, de ver o de oír, hay un conjunto de condicionamientos culturales que deben reorientarse, superarse y perfeccionarse. Podemos atender una serie de pequeños detalles que finalmente privilegien la Situación del Habla y la hagan más clara y definida para una mejor comprensión y natural acercamiento de los hablantes, tal la intención del contenido de este libro que brinda estrategias para hablar bien en cualquier circunstancia.

COMO EMPLEAR ESTE LIBRO


1. El primer capítulo establece los fundamentos teóricos y prácticos del por qué la lengua oral debe ser enseñada considerando determinados parámetros y dentro de la concepción de comunicación sensible. Constituye el soporte conceptual del método.

2. El segundo capítulo plantea los Objetivos y el Proceso Metodológico a aplicar en todas las prácticas. Considera en primer término la identificación de la realidad lingüística del hablante, la liberación de sus trabas personales y la organización de la situación comunicativa. A este capítulo deberá volverse constantemente para no perder de vista los objetivos y las estrategias.

3. El tercer capítulo está dedicado a la Impostación de la Voz. Brinda las técnicas de la saludable energía vocal y de su mantenimiento. Es un capítulo al servicio de todos los demás, con eficaces orientaciones para la adquisición de una buena relajación, respiración y emisión vocal libre de trabas.

4. El cuarto capítulo, referido a la Lectura Oral de la lengua escrita es el capítulo central, por cuanto en él se concentran los aspectos paralingüísticos del hablar y los aspectos fonéticos propiamente dichos. Como una manera de llevar a aplicaciones prácticas se ofrecen orientaciones para organizar un periódico hablado, leer cuentos, hacer radioteatro escolar, leer poemas y organizar corales de diversa orientación.

5. El capítulo quinto se refiere a la Oratoria concebida como una forma de organización del pensamiento. Se orienta sobre todo a la disciplina mental de la exposición oral. Lógicamente se complementa con los principios de manejo de la voz del tercer capítulo los de la entonación ya aprendidos en la Lectura Oral. También se ofrecen aplicaciones prácticas de la oratoria en lo que se refiere a la animación de espectáculos, comentarios radiales y televisivos, la narración de cuentos, la declamación y el monólogo teatral.

6. El sexto capítulo aborda la forma oral más común en la vida cotidiana, el diálogo. Se establecen los principios del coloquio, sobre todo los referidos a hablar y escuchar. También se incide sobre los interlocutores o situaciones difíciles, que se amplía en el siguiente capítulo . Se brindan orientaciones para los círculos de diálogo y/o grupos de interaprendizaje, las dramatizaciones, el diálogo telefónico, la entrevista y la moderna teoría y práctica de los actos de palabra.

7. El séptimo capítulo desarrolla los principios de acción y conducción de los grupos como parte de la teoría moderna de la organización. Se presentan las principales técnicas de comunicación en grupos: Solución de problemas, juego de roles, asambleas y otras más.

8. Finalmente, en el octavo capítulo se ofrecen algunas técnicas de enriquecimiento terminológico y de creatividad verbal y modelos de Fichas de Seguimiento.

Recuerde que este libro será mejor gracias a sus sugerencias. Las esperamos en nuestro correo electrónico: eraezm@gmail.com

Muy agradecido por su atención.

Esquema de la relación entre los capítulos
__________________________
CAPITULO VII
_______________________
CAPITULO V CAPITULO VI
_______________________
CAPITULO IV

CAPITULO III
_______________________
CAPITULOS I y II

METODOLOGIA DE LA EXPRESION ORAL

1 comentario:

Leticia Gámez Balderrama dijo...

Saludos, estoy contenta de haber encontrado este blog, ya que estoy realizando un documento de Expresión Oral, por lo que me interesa leer este libro, agradecería me dijera como poder adquirirlo. Felicito el interés por trasmitir este tipo de apoyo y el tiempo de su dedicación.